Un paraiso perdido donde puedes encontrar todo y nada, capaz de lo mejor y lo peor, porque el término medio es solo un espejismo visto desde los extremos

12.5.06

Soslayando

Digamos que a veces me siento mejor que todos los demás y otras, no levanto cabeza. Digamos que soy impredecible, monótono, explosivo y un poco kamikaze. Digamos que suelo tener buena suerte cuando la busco, y mala cuando no busco nada. Digamos que soy un punto insignificante en un universo de insignificancias, aunque tengo consciencia global. Digamos que no me suelo granjear enemigos, las personas que no me interesan las dejo a un lado, como los cromos repetidos. Digamos que mientras el mundo cambia a mis pies vertiginosamente, yo me lavo las manos para no tener que saludar a mi odiado amigo el tiempo. Digamos que no suelo dejar que nadie mueva un solo hilo de los que penden mis pensamientos. Y digamos también que tengo remordimientos de cosas y casos de los que no me arrepiento. Digamos que estoy hablando de mí, o de lo que los demás piensan de mí, o de como yo me imagino, yo que sé, digamos que hoy me siento estupendamente tranquilo.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Siamese Dream comenta...

Excelente radiografía.

Besos

domingo, 21 mayo, 2006

 

Publicar un comentario

<< Home