Un paraiso perdido donde puedes encontrar todo y nada, capaz de lo mejor y lo peor, porque el término medio es solo un espejismo visto desde los extremos

12.12.07

Y si me equivoco....


Aun tenía en la recámara una receta de esas infalibles de la abuela. Así que listo y dispuesto me fui a comprar 1 kilo setecientos de felicidad y buenas maneras. Todo sea por agradar, me dije. Pero eso no era suficiente, le faltaban algunos ingredientes, así que le eché un par de huevos y una pizca de ingenuidad, y mientras iba cocinándome el futuro, me di cuenta de que aun faltaban algunos hervores para saciar mi gula sentimental. Fue entonces cuando me asaltaron las cacerolas:

¿Y si me equivoco?

Y si me equivoco, ¿qué? Que más da, hay que equivocarse para llegar al quid de la cuestión. Es más, me voy a equivocar.

¿O me estaré equivocando?

En un mundo equivocado de por sí, inequívocamente eso lo sabré a su debido tiempo...

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger maria* comenta...

Equivocarse es necesario para descubrir cuál es el verdadero camino. Dicen que se saca algo de ello, el tiempo lo dirá :)

viernes, 14 diciembre, 2007

 
Blogger Hippy-upps comenta...

Te entiendo a medias! diossss que lio!!!

^^

viernes, 14 diciembre, 2007

 
Blogger CaprichosaMafalda comenta...

Eo!!
1 kilo 700 de felicidad y buenas maneras?! me gusta!!! Yo le añadiria 2Kg de paciencia, que le da un gusto estupendo a las buenas maneras. ;-)
Gracias por visitarme. Yo pasaré por akí.

Creo que me gustarà perderme en tus rinconcitos.


Petunicus

viernes, 14 diciembre, 2007

 
Blogger mar comenta...

Me quedo con tu receta..dicen que el que no arriesga no gana...y a mi me gusta apostar por la vida..
Con tu permiso me llevo tu receta y empiezo a cocinarla ahora mismo...
Un besito y una estrella.
Gracias por tu visita a mi eclipse, alli tienes un rinconcito por si decides regresar...

viernes, 14 diciembre, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home