Un paraiso perdido donde puedes encontrar todo y nada, capaz de lo mejor y lo peor, porque el término medio es solo un espejismo visto desde los extremos

28.11.07

Y por qué ahora...

Justo en estos momentos en los que el proceloso mundo de los sentimientos discurría alegremente, sin previo aviso me vuelve a pasar lo mismo de otras veces. Esa sensación indescriptible intenta apoderarse una vez más de mi, no se si es que me ha vuelto a suceder lo mismo de manera natural o es que yo lo he vuelto a provocar (supongo que esta vez más bien lo último), lo único que es seguro es que son cosas que pasan. No lo puedo evitar, le pasa a mucha gente y de momento nadie ha sabido explicar bien por qué pasa lo que pasa, a qué caprichosa combinación de microestados cósmicos responde tal situación, a qué macabras ecuaciones obedecen tal sentimiento, o por qué una persona a la que no habías prestado atención alguna, de repente, maneja todas las manijas, se convierte en lo primordial, y te hace olvidar todas las explosiones cósmicas anteriores.

El caso es que la maquinaria autónoma de las sensaciones ya ha empezado a hacer de las suyas, intentando influenciar a mis asilvestradas neuronas espejo. Y yo, mientras me pienso y repienso si realmente todo esto es cierto y obedece a sentimientos reales y no es otra conspiración embaucadora de mi neocórtex, disfruto imaginando un mundo donde todo sea posible, y donde todos consigamos coger nuestros trenes a tiempo.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger mar comenta...

Sabes yo siempre intento vivir en este mundo de sueños y fantasia en el que me muevo...eso si, teniendo siempre los pies en el suelo, a veces cuando me siento agobiada...me sumerjo en ese mundo al que lo llamo El Pais de Nunca Jamas...
Un besito y una estrella.
Mar

viernes, 14 diciembre, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home