Un paraiso perdido donde puedes encontrar todo y nada, capaz de lo mejor y lo peor, porque el término medio es solo un espejismo visto desde los extremos

8.5.07

Muchísimas gracias Mr. Sunshine


A estas alturas, ya creía que nos habías olvidado. Sin tí, todo era diferente. La mayoría de la gente (y esto no quiere decir que tengan razón) te lo agradece, no sólo con su festival de tops, chanclas y gafas de miradas imposibles, sino con la madre de todas las batallas, la de las feromonas.

Mr. Sunshine, tú eres el principal culpable de que todos nos volvamos locos inconscientemente, de que la suela de nuestro calzado se desgaste más de lo habitual por el famoso síndrome del traspiés ruborizante, y de que el aumento de tortículis ocular nos haga recapacitar sobre lo variado y maniática que, a veces, es la naturaleza para sus cositas.

En esta temporada se han presentado en sociedad la nueva versión de feromonas piénsatelo2vecesalmenos.2, basadas en un nuevo entrenamiento en las artes del piedra, papel o tijera y en la última recopilación de los trucos del trilero, toda una odisea para sacar ventaja en la lid de las lides.

La batalla de las feromonas ya ha comenzado. Obviamente, la mayoría de las veces, el nivel microscópico molecular de estas luchas de clases, no son las que determinan nuestros actos, pues seguimos demasiados pendientes y preocupados por la publicidad y el marketing del qué dirán, qué pensarán o cómo se lo tomaran (yo en vaso y con hielo, gracias).

Aunque gracias a Mr. Sunshine, todo es más natural, inconsciente y cotidiano, y menos artificial y publicitario. Al fin y al cabo siempre se dijo que Mr. Sunshine era el motor de la vida....

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous peter falk comenta...

Vamos..!!!! Llevo meses entrenándome para esta cita ineludible... entre Mr. Sunshine y Miss Tops Ajustados mis diotrías aumentarán cual Rompetechos.....q miedo nene!!!!!!

Slds,

viernes, 01 junio, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home