Un paraiso perdido donde puedes encontrar todo y nada, capaz de lo mejor y lo peor, porque el término medio es solo un espejismo visto desde los extremos

19.12.06

Alianza de sensaciones


Alguien dijo una vez que el camino más corto para encontrarse a si mismo es dar la vuelta al mundo, y yo necesito dar esa vuelta, mi cuerpo me lo está pidiendo.
Aunque lo de dar la vuelta al mundo conlleve un topicazo en sí, también encierra una verdad desconocida y satisfactoria. Dar la vuelta al mundo es lo máximo a que podemos aspirar y lo máximo que podemos abarcar, pues para nosotros, las distancias de nuestro mundo son rídículas comparadas con la inmensidad del universo.

Situémonos, partamos de lo que existe (o de lo que nosotros percibimos que existe), el universo: un infierno cósmico plagado de explosiones y erupciones de masas ingentes y terribles de energía pululando por el espacio interestelar, agujeros negros, vacío,...., ya sea caótico o no, todo muy virulento. Ahora bien, da la apabullante casualidad de que en medio de toda esa voracidad cósmica, existe un puntito microscópico aparentemente tranquilo y apacible distinto al resto de puntitos, en donde, y aunque esta percepción nos lleve a pensar que no somos nada o que somos insignificantes, lo cierto es que todos y cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, y esta verdad inexpugnable nos otorga una grandeza tal, que no podemos dejarla pasar.

Es una cualidad que hay que saber administrar de la manera correcta para sacarle todo el jugo que contiene, sólo así conseguiremos triunfar en todo aquello que nos propongamos. El ser único e irrepetible a priori no nos otorga nada, pero es ahí donde hay que saber actuar para demostrar que nadie es cualquiera, todos son cada uno, y han de ser capaces de hacer prevalecer esta virtud natural.
Así que no nos podemos conformar con ser incluídos en una manada borreguil dominada por poderes sin personalidad que no nos tratan como únicos e irrepetibles. Hay que reivindicarlo desde nuestro puntito microscópico mientras damos la vuelta al mundo, y gritarle al Universo que NADIE ES CUALQUIERA.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Azena comenta...

pasaba por aquí y no me queda más remedio que aplaudirte...

miércoles, 20 diciembre, 2006

 
Anonymous girlcanrock comenta...

QAué decirte??? Me encanta la última frase, ojalá nos la apliquemos todos y nadie lo pase mal.

Un besooo

jueves, 21 diciembre, 2006

 
Blogger Buho comenta...

Lo que yo decía... DON'T IMITATE, INNOVATE....

Saludos desde Pensacola (FL),

viernes, 12 enero, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home